Esa pregunta que duele

Yo también he dicho esto a muchas parejas, yo también lo he hecho sin saber que podía herir un sentimiento. 

Es parte de nuestra cultura que, según el orden impuesto por la sociedad, después de casarte vengan los hijos. Y por eso, cada vez que nos tropezamos con una parejita de recién casados preguntamos para cuando se animan a ser padres. Bueno, pues solemos preguntarlo a las parejitas jóvenes que conocemos sin ponernos a pensar que todos hacen la misma pregunta, que cada vez que se encuentran con amigos o familia, son cuestionados con las mismas frases: "y ustedes para cuando?", "ay! Si que les lucen los bebes!", ¡cuánto tiempo más van a esperar?; así que puede que haya un momento en que la pregunta incomode o lo que es peor, duela. Y no es tu culpa que duela, no es tu intención. ¿Por qué puede llegar a doler una simple pregunta que hacemos con todo el cariño del mundo?, porque cada parejita enfrenta diferentes situaciones, que pueden ser llevaderas o no, esa parejita puede estar enfrentando una lucha por conseguir un embarazo que no llega, porque tal vez alguna habrá tenido una pérdida de la que no nos hemos enterado, o simplemente aún no se le ha dado la gana de cambiar su rutina. 



Puede que en el mejor de los casos, sea una pareja que ha decidido no tener hijos, así que si este es el caso, no es recomendable que entremos a pretender convencerles que se lo piensen mejor, porque lo más seguro que no haya sido una decisión a la ligera. 
Es difícil saber lo que pasan las parejas de puertas para adentro y es muy fácil meter las patas, pero por lo menos, en cuanto a los niños es mejor no presionar. 
En mi experiencia cada pareja, se toma el tiempo necesario para traer un hijo al Mundo, ya sea por decisión o porque así se les han dado las cosas, así que la mejor opción es buscar otros temas de conversación, que estoy segura qué hay muchos.


Comentarios

Entradas populares