Así se vive un embarazo en la infertilidad


Vivir un embarazo, y vivir un embarazo en la infertilidad, suele ser muy diferente.  A continuación te voy a relatar un poco como he vivido yo este embarazo, y podrás notar algunas diferencias a lo que has visto o vivido.

  • La beta espera: Esta etapa es la que se da entre la transferencia del embrion (es), o la inseminacion o las relaciones programadas y el test de embarazo.   Mientras creía que podría quedar embarazada de forma natural, podía llevar tranquila la espera, incluso en mi primera transferencia, cuando desconocía todo de este mundo, lo viví tranquila. Sin embargo, a partir de la segunda transferencia, ese una búsqueda constante de síntomas, o ausencia de ellos, un contar de días que hace que esas dos semanas pasen mas lentamente, es cuidarte de todo lo que comes, o haces, porque, hasta que te digan lo contrario, tu estás embarazada… en fin, muchas veces le llamamos a esta etapa la betadesespera.   Nos desesperamos tanto, que muchas veces nos llevamos malos momentos porque adelantamos la prueba de sangre haciéndonos pruebas de orina, que muchas veces arrojan falsos negativos, tal como me ocurrió en dos ocasiones.

  • Prueba de sangre: Llega el día de la prueba en sangre, vamos al laboratorio lo más temprano posible (que aquí en España es las 8:30 o 9:00 am). Si vas a un laboratorio particular, pagas entrega urgente, que significa que a las dos horas tendrás el resultado, y buscan algún plan entretenido que te haga superar esas dos horas sin enloquecer. Revisas la página web desde 1 hora y media después, dando refrescar y refrescar y refrescar hasta que carga el resultado, y se te van los colores mientras lees el valor de la GCH en tu sangre.      Como este post es de embarazo, voy a hablar a partir de aquí de mi último positivo.


  • Prueba positiva: Y llega la prueba positiva, pero sabes que, en nuestro mundo el positivo no es el descanso de la mente, es solo el cambio de miedos. Ese positivo necesitará ser ratificado dentro de 2 o 3 días con otra beta de triplique, ¿Es esto necesario? En un mundo ideal, con una beta de más de 50 no, pero en el mundo de la infertilidad es paz mental, bueno un poquito de paz mental. 

  • Eco Espera: Luego de ratificar que sigues embarazada, porque la segunda beta triplicó bien, pasas a la eco espera, que es el tiempo qué hay entre la beta positiva y la primera ecografía. Las clínicas de fertilidad suelen hacer la primera eco más o menos a las 5 semanas y media o 6 de gestación. Durante esta espera empezamos a mirar por internet, en foros, preguntado al doctor Google, en Twitter en la infertilpandy, y en todo lo que podamos, que se podría ver en nuestra eco, si saco, vesícula, latido, etc. 

  •  Primera ecografía: Tiemblas en la sala de espera, intentas mentalizarte que veras poca cosa, y que eso será normal, que no lo tomaras como mal presagio. Te subes en la camilla, está fría, más fría que nunca, abres las piernas, ya sin ningún pudor, y esperas apretando la mano de tu esposo, quien aparenta estar tranquilo pero que sabes que está tan nervioso como tú. Miras la pantalla del ecografo, esa que solo te ofrece una escala de grises, e intentas descifrar esa imágenes y lo haces, lo ves, ves lo que un día será tu bebe, y lloras, es inevitable, creo que para muchas mamis que hemos pasado por ecografías malas, con mal pronostico, ver algo bueno te saca las lagrimas. Que bien se siente llorar de felicidad. Y volteas tu rostro y lo ves a Él tan calmado, tan tranquilo, pero esta vez no lo envidias, no envidies su tranquilidad porque estás pletórica, feliz, quieres gritarle al mundo que estás embarazada y que por fin parece que lo vas a conseguir.  Y ¿sabes cuanto dura esa felicidad absoluta? A algunas una o dos semanas, a mi solo dos días, porque a los dos días empiezo a pensar que ya no está ahí. ¿Por qué lo hago? ¿Soy masoquista? No, simplemente por más que lo intento, no puedo evitarlo.

  • Ecografías de control: Las ecografías irán hasta el final del embarazo, pero en mi caso, solo hasta la ecografía de la semana 20 deje de sentir miedo. En cada una me imaginaba que me dirían algo malo, que no tenía el tamaño adecuado, o que su corazón no tenia el ritmo acorde, en fin, el panorama que mi cabeza imaginaba no era el mejor, aunque mi corazón siempre deseaba lo mejor. Y ¿por qué? Porque la mayoría de nosotras hemos pasado por abortos que se han decidido después de una ecografía que mostró algo malo; un huevo huero, un corazón que ha dejado de latir, una anomalía, etc. Como lo dije, fue hasta la 20 cuando empece a creerlo, salimos de la eco, caminábamos agarrados de la mano, en un frío horroroso, el además no llevaba el abrigo adecuado, pero no nos importaba, estábamos felices, voltee mi cara y lo miré, y le dije, parece que todo estará bien, parece que lo conseguimos, el me miro, sonrió y lo afirmó.



  • Comprar cositas de bebe: Según he visto, la mayoría de las Infértiles, esperamos a la semana 20 para comprar cositas para nuestro bebe, ese ecuador nos marca un seguro. Es cierto que algunas lo hacen antes, porque tengo amigas que lo han hecho, pero generalizo en la mayoría que conozco. Yo tardé tal vez dos o tres semanas más de ese ecuador, y lo primero que compré fue un conjunto de Darth Vader, aún sabiendo que tendremos una niña. Me comparo con hace unos años cuando planeaba ser madre soltera, que compré cositas sin siquiera estar en tratamiento, cositas que aún conservo y que irán en un bolso, conmigo,  a la sala de partos
 ¿Has podido notar alguna diferencia con tu embarazo o el de algún conocido?

Comentarios

Entradas populares